Aceite de almendras

Un suave hidratante

Hace más de 4000 años que se conocen y aprecian las propiedades nutritivas del aceite de almendras para la piel y el cabello. Aún hoy, es un componente en muchos productos cosméticos.

El aceite de almendras se extrae de las frutas maduras del almendro (Prunus dulcis). Tiene un índice extremadamente alto de ácido oleico, un 86% aproximadamente. Por este motivo el aceite penetra profundamente en la piel y le aporta imporantes sustancias. La piel se vuelve más elástica y suave.

Los eficaces minerales del aceite de almendras, esencialmente favorecen el intercambio de líquidos entre las diferentes capas de la piel.

Además, el aceite de almendras tiene la propiedad de ser especialmente suave y compatible, por ello es apto para de todo tipo de pieles. Ya son conocidos sus efectos positivos en casos de piel muy seca y escamosa y con impurezas. Es por eso que se utiliza en el campo de la medicina, por ejemplo, en casos de acné o neurodermatitis.